Oportunidades de inversión para fin de año

Después de la tormenta comienza a llegar lentamente la calma… y las oportunidades de inversión también.

Y es que a pesar de la incertidumbre provocada por el estallido social en nuestro país y las expectativas a nivel global de un acuerdo para la guerra comercial entre Estados Unidos y China, se visualizan algunas interesantes oportunidades de inversión en el corto plazo.

Es un hecho que el escenario local se ha ido normalizando poco a poco.

Los mercados que fueron profundamente impactados tras el estallido social se han ido regularizando.

Según Arturo Curtze, analista Senior de nuestra área de gestión Patrimonial, el mercado cambiario fue uno de los más afectados “con un tipo de cambio que ha alcanzado un máximo de $840 y que ahora se cotiza en torno a los $760, como también el mercado de renta variable (IPSA) que alcanzó un mínimo en 4.400 puntos y que hoy se transa en 4.750 puntos, con una probabilidad de alcanzar los 5.000 y 5.200 puntos si la normalización de la situación sigue avanzando”, explica Curtze.

Entonces ¿Dónde están las oportunidades de inversión?

Según nuestro analista, el mercado de renta fija corporativa es el que en estos momentos muestra atractivo.

“Hay un activo que no ha corregido nada de su sobrerreacción, la cual corresponde a los spreads de los bonos corporativos locales, en especial con una clasificación de riesgo de AAA y AA, instrumentos que después del estallido social han visto subir los spread dos desviaciones estándar con respecto de su valor promedio de los últimos 5 años, lo que nos lleva a estimar que si hay algún mercado con algo de valor, este sería el mercado de renta fija corporativa”.

Y agrega que “en efecto, vemos que dependiendo de plazo del Fondo Mutuo o Fondo de Inversión, las rentabilidad acumuladas durante el 2019 cayeron entre un 75% – 60%.»

Con esto, nuestra visión es que habrá una mayor normalización interna, y con esto sería muy probable que el mercado de renta fija de fondos, cuya duración sea mayor a 3 años, presenta una interesante oportunidad de inversión en el corto plazo, la cual -desde luego- no está exenta de riesgos.

Y en el exterior ¿se ve alguna oportunidad de inversión?

Curtze explica que en el ámbito externo, llama la atención la evolución de los índices accionarios como el S&P500 .

«A noviembre había subido un 25,30% en circunstancias de que interanual las utilidades de las empresas han caído del orden de un 1.6%, lo que ha hecho subir al índice S&P500 a una relación precio utilidad esperada de 19x, cercana al máximo de los últimos años que ha sido de 20x que corresponde a un  nivel del índice S&P500 de 3.300 puntos”.

Pero ¿qué fundamenta el alza del mercado de renta variable y su disociación con el crecimiento de las utilidades esperadas?

Nuestro fundamento está en las expectativas de crecimiento de la economía global para el 2020, donde las estimaciones de los analistas proyectan un piso en la caída de las utilidades esperadas para el 4Q2019 y ya para el 3Q2020 un crecimiento por sobre el 10%.

«Este crecimiento se ha puesto en duda luego de la publicación la semana pasada del PMI manufacturero norteamericano, que cayó a un mínimo de 48,1  puntos en vez de las expectativas que eran de 49,2, pero que contrasta con la cifra de crecimiento de nuevos puestos de trabajo que alcanzó un nivel de 266 mil vs 168 mil esperados», concluye Curtze.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *