Chile es la octava bolsa que más ha caído este año

Los primeros meses de 2019 estuvieron marcados por un mayor optimismo en la bolsa, después de un duro 2018. Ahora, con la rueda chilena acumulando una de los peores desempeños del mundo, ese optimismo se ve por el retrovisor. La última semana de agosto, el índice referente S&P IPSA acumulaba una pérdida de casi 10% en lo que va del año. En dólares, el efecto es peor, con un retroceso acumulado de casi 13%. Con esto, el índice se ubicó como el segundo con peor desempeño en en continente, superado sólo por el desplome de más de 41% que acumula el Merval argentino. Es más, considerando los índices más relevantes, Chile se ubica como la octava con peores resultados. Según expertos, si bien es evidente que existen razones puntuales de este mal desempeño, lo cierto es que no deja de ser una nota de alerta para la añorada recuperación económica.

¿Por qué el IPSA ha tenido un peor resultado que otros mercados de la región?

Los efectos de la guerra comercial en los países emergentes, explican en gran parte este mal desempeño generalizado. Si bien no hay productores de cobre en la nómina del IPSA, el precio de ese metal industrial tiende a estar relativamente correlacionado con el desempeño de la bolsa. En lo que va del año, el cobre ha perdido casi 6% de su valor, ubicándose actualmente cerca de sus mínimos del año, bajo los US$ 2,60 por libra.

¿Qué se puede esperar los próximos meses?

Arturo Curtze, analista senior del área de Gestión Patrimonial de nuestra consultora, afirma no sentirse sorprendido por la caída del IPSA . “A principios de año estábamos proyectando una corrección del mercado al menos hasta un rango de 4650 puntos que fue el nivel alcanzado hace unas semanas. Esta visión negativa del mercado de renta variable local se apoyaba en la percepción de que la guerra comercial entre Estados Unidos y China estaba lejos de atenuarse, y por el contrario se podría agravar aún más, lo que tendría una consecuencia negativa sobre el precio del cobre y por ende del mercado de renta variable”. El experto explica que alcanzado el objetivo planteado, para proyectar el desempeño de la bolsa los próximos meses, necesariamente tenemos que seguir el desarrollo de la guerra comercial y la evolución de la tasa de política monetaria, principalmente en Estados Unidos. «Si se agrava la guerra comercial, tal como están planificados los nuevos aumentos de aranceles por parte de Estados Unidos, y el tono de la FED no es lo suficientemente «dovish» como para encantar el mercado, es muy probable que el IPSA continúe cayedo en lo que queda del año, hasta un potencial en 6.000 puntos.» Afirma nuestro Analista Senior. No obstante, comenta que en caso de bajar las tenciones comerciales y la FED mantiene un tono más dovich, «es posible que estemos ante un nivel de compra en acciones locales, sin embargo, aún es prematuro proyectar esta alternativa”. Finaliza